20 oct. 2008

RUTA CARLOS V. OCT. 2008

RUTA CARLOS V. OCT. 2008. (LAREDO - LOS TORNOS) 42,2 Km.
Muchas veces lo que se hace sin pensar es lo que mejor sale y quizás esta sea una de ellas.
La verdad es que para que nosotros (Fuensanta y yo) acudiéramos a la Ruta de Carlos V en su edición 9ª, Manu y María se quedaron en casa muy a su pesar mientras Manu se recupera de un desgraciado e inoportuno accidente. Todos, le deseamos una pronta recuperación y esperamos que pronto, muy pronto nos acompañen en nuestro caminar por los senderos de las rutas.
Temprano, muy temprano llegamos a Laredo y esperamos que abriesen las oficinas de Información y Turismo para confirmar nuestra participación en la marcha.
Aún tuvimos que esperar más tiempo hasta que toda la parafernalia se pusiera en marcha. Con muy poco retraso sobre el horario previsto nos pusimos en marcha dirección hacia Colindres, Limpias donde nos
avituallaron de agua y algunos frutos secos. La comitiva pasó por Ampuero antes de llegar a Rasines donde comimos en la plaza de toros casi cuadrada de dicha localidad.
Eran las 5 de la tarde bien pasada cuando nos dirigimos hacia Ramales de la Victoria donde los caminantes disfrutamos de un sendero de tierra entre bosques de pinos y
eucaliptos para el bien de nuestros maltratados y dolientes pies por tanto asfalto pisado.
Después de hacer un pasacalle la comitiva con el emperador y todo su séquito por las calles de Ramales, nos dispusimos a acomodarnos en el polideportivo del lugar, donde cenaríamos y pasaríamos la noche.
Eran las 6 de la madrugada cuando el polideportivo se fue poniendo en pie y las 7,30 cuando ya estábamos desayunando para ponernos posteriormente en marcha hacia La Nestosa donde nos recibieron con un chocolate caliente y bocadillos. Después de descansar y reponer fuerza la comitiva de caminantes se dirigió hacia la Calera del Prado por un sendero de hormigón y asfalto que pusieron a prueba los pies de los más de 300 caminantes que aún seguíamos la ruta que debió recorre el emperador Carlos V. La lentitud de la marcha y la dureza del sendero fueron minando las fuerzas y la moral de muchos caminantes. Al llegar al lugar de Soba, una nueva reagrupación antes de enfrentarnos a la dura subida de Los Tornos. En este lugar nos avituallan de agua y frutos secos para reponer fuerzas. También les brinda a los caminante la oportunidad de salvar este desnivel (Puerto de Los Tornos) en autobús. Pocos, muy pocos optaron por este medio de transporte. Los demás en fila india nos enfrentamos al fuerte desnivel que se oponía a nuestro paso.
En lo alto del puerto de Los Tornos los autobuses nos recogieron para llevarnos a Medina de Pomar y acompañar al Emperador en su entrada en tierras de Castilla León en Burgos.
Después compartimos mesa, mantel y manjares con los vecinos de Medina y volvimos a Laredo para volver a casa.

Resumiendo: La organización muy buena, aunque creo que se debiera pensar un poco más en los caminantes evitando o reduciendo las largas esperas para que, los figurantes se preparen a las entradas de las localidades antes de realizar los desfile.s El tiempo maravilloso y la compañía inmejorable.
Ahora solo nos queda esperar a la 10ª edición o al mes de febrero en que se realiza en Extremadura la llegada del Emperador a Yuste. Muchos extremeños han caminado en esta edición entre Laredo y Medina de Pomar.

NOTA: Como siempre para ver las fotografías a tamaño natural, pulsar sobre ellas con el puntero del ratón y se abrirán en una nueva pantalla en tamaño natural.
Esperando en Laredo la salida.
El emperador y su séquito con los figurantes de la comitiva en Limpias
Nuestro guía con el guión enarbolado
Comiendo en la plaza de toros de Rasines.
El descanso del guerrero
Hacia Ramales de la Victoria
Un alto antes de llegar a La Nestosa


Con su graciosa majestad el Emperador Carlos V en La Nestosa

Reponiendo fuerzas en La Nestosa
Reagrupamiento en Soba antes de enfrentarnos a Los Tornos
Los Tornos
En Medina de Pomar, propuse a los portadores que me llevasen en las parihuelas hasta la Plaza del Corro donde había de tener la recepción de las autoridades locales y comunitarias a la comitiva del emperador. Pero no quisieron y tuve que seguir caminado. Claro está, antes dimos cuenta de una cerveza bien merecida.
La recepción del emperador y acompañantes en la Plaza del Corro en Medina de Pomar.
Comida de hermandad Medina de Pomar
Nuestro guía ya relajado por el deber y la labor bien realizada.

No hay comentarios: