9 dic. 2008

ZORIONAK ETA URTEN BERRI ON. FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO 2009

Desde este lugar privilegiado que me proporciona la Red, quiero felicitar a todas aquellas personas que le gusta la Naturaleza e intenta que todos la disfruten y la conserven para los que nos precedan. Quiero felicitar muy especialmente aquellas que visitan este blog de forma asidua y hacen realidad que el trabajo que me cuesta mantenerlo actualizado, no sea un trabajo baldío. También quiero felicitar a las personas de mis grupos de montes. El grupo de Matrimonios que me tienen que aguantar más intensamente en nuestras salidas periódicas, el de Los de Sábados Montes que es el más numeroso y el de Lunes Montes que es el que con más frecuencia estamos juntos. A todos ellos y a muchos otros;
ZORIONAK ETA URTE BERRI ON. FELIZ NAVIDAD.

TAMPOCO QUIZÁS ESTE AÑO EL NIÑO NO VENGA.

Un año más: nuestras calles y plazas se visten de luces,

los comercios y tiendas se llenan de cosas

muy nuevas y bellas.

Las montañas visten su manto blanco

y en mi casa todo se alborota.

Es la Navidad que llama a mi puerta.


Pero quizás este año el Niño no venga.

Quizás, el Niño se quede llorando.

Llorando sus penas,

sus penas y también las nuestras.


Llorando, llorando por las muertes inútiles

de un terrorismo que no tiene ni pies ni cabeza.


Tal vez, se quede llorando,

por mujeres y hombres que sufren

en sus hogares la cruel violencia.


Llorando, llorando por el paro que trae

esta crisis que nos dicen que es nuestra.

Una crisis que de vez en cuando nos “regalan”

los bancos y los poderosos

para sanear inmensas riquezas.


Tal vez este año se quede llorando,

en las tumbas anónimas que hay bajo el mar.

Tumbas que han dejado siniestras pateras.

Se quedará llorando por las muertes y hambrunas

que traen, incruentas guerras.

Guerras que son; los sueños de los gobernantes

y, su meta es entrar en la Historia.


Este año el Niño se queda llorando,

llorando por aquellas familias que rotas

no han sido capaz de darse el amor,

el perdón y la comprensión unas a las otras.


Hombres y mujeres no permitáis

que el Niño este año no venga.


Que en el Portal el pesebre se encuentre vacío y cerrada la puerta.

Protestemos, gritemos, lleguemos a la desobediencia,

que en el mundo hay suficiente espacio

para todos y mucha riqueza.


Que la crisis la debe pagar

quien se hace más rico con ella.


Que el dialogo entre gobernantes se capaz

de abolir para siempre toda la violencia


Que en nuestros hogares exista amor,

comprensión y dialogo y nunca jamás exista violencia.


Que no tenga nadie que cruzar,

de nuevo el mar en una patera.


Que las guerras y el terrorismo

en diálogo y paz se conviertan.


Y si somos capaces de que esto suceda.

En nuestro pesebre habrá siempre un Niño

y su Reino será; nuestras casas, ciudades y Tierra.


No hay comentarios: