24 feb. 2013

ROQUETAS 2013. ¡ADIOS!

EPILOGO.
Cuando hace unos días salimos de casa, teníamos un fuerte temporal de norte de nieve y frio, tanto es así que en algún punto de nuestro viaje el asfalto estaba cubierto por completo por un manto blanco que hacía muy difícil el orientarse y mantenerse en la calzada. Por suerte fue muy corto el espacio y el tiempo que esto ocurrió. Cuando llegamos a nuestro destino hacia un sol maravilloso y el cielo tenía ese azul intenso y sin macula de los cielos andaluces.
En estas dos semanas nos ha llovido en dos momentos y nos ha hecho un poco de viento, un poco de cada metéoro pero lo suficiente para  ser la excepción que confirmase la regla de “Si aquí nunca llueve”. Pero nos esperaba la vuelta a casa y esta cómo no podía ser menos, con otro temporal de norte de frío y nieve.
La verdad es que hasta Somosierra hemos venido con sol, después de vez en cuando un poco de nieve para que supiésemos de qué color es, en Altube un poco más densa, pero nada de preocupar y nada que pudiese empañar estos días que hemos pasado, caminando, paseando, viviendo y conviviendo en compañía de unos amigos.
Puedo deciros que cerca de Madrid recibí una llamada de una persona dueña de un hotel en Monfrague al que conocimos ha hecho dos años justamente en este mes de febrero y con la que convivimos las mismas personas de este viaje y donde hemos acudido otras dos veces más. Me llamaba para saludarme, un saludo que hago extensivo a todos vosotros que en algún momento me acompañasteis, también volverme a ofrecer su casa y sus servicios para cuando queramos volver a visitarles. Y esta no ha sido la única vez que me ha llamado desde la última vez que estuvimos en Monfrague. Siempre es bueno dejar amigos y puertas abiertas por si un día los necesitas o quieres volver.
En este viaje también ha habido de esto, amigos y puertas que han quedado abiertas por si algún día volvemos.
Han sido 15 días muy intensos y muy, muy cortos y eso es muy buena señal.
Yo aunque no lo creáis ya estoy pensando en otro nuevo periplo, este ya finalizo.
TODAS LAS FOTOS DE ESTA SALIDA

HASTA SIEMPRE

La gente cuando llega al hotel toma la máquina de fotos y saca fotos a todo para tener un recuerdo, nosotros al contrario, ha sido al final cuando lo hemos hecho. Sí, claro que si para tener un recuerdo de este lugar donde nos hemos encontrado felices, a gusto, contentos,…
Es más yo cuando hacia las fotos oía esto, “Estos acaban de llegar”. La verdad es que no nos importaría, pero la realidad es todo lo contrario. Esto se acaba, pero ya estoy pensando donde nos vamos muy pronto si podemos.
Gracias al Hotel Zoraida Park, y a todo su personal por estos 15 días de bienestar.

ADIOS.
Quizás mañana nos veamos, 
tal vez, quizás, quizás.
Quizás mañana ya no estemos, 
tal vez sea la verdad, quizás, quizás.
Quizás mañana no seamos los que somos 
y tal vez sea esta la realidad, quizás, quizás.
Pero hoy lo disfrutamos 
y mañana, mañana Dios dirá.
Disfrutemos el presente 
sin pensar en nada más.
Esperemos hoy estar felices, 
contentos, alegres, 
tal vez sea esto la única verdad, 
que mañana no será el hoy, 
y de esto el futuro lo dirá.
Mañana yo no sé lo que será 
y por ello quiero vivir 
con vosotros este hoy 
que el mañana Dios dirá.
Disfrutemos el presente, 
que el mañana no sabe si lo habrá.
Hasta siempre amigos míos, 
hasta mañana quizás,
que el hoy es el hoy, 
es el que sé que él está.
 Cava y bombones para despedir unas felices vacaciones.
 Manu aguanta la columna
y Juan es una columna más del hall.
 No han dejado de reir en estos días.
 Nuestro penultimo café de sobremesa
 
 Despidiendonos de nuestra casa de estos días.
Cada uno en su sitio, uno en el trono de rey y la otra en la urna de santidad.

No hay comentarios: