9 jun. 2014

CUANDO LOS PROYECTOS SE HACEN REALIDAD.

SAN JEAN PIE DE PORT - LOGROÑO. 2014. UNA SEMANA ANDANDO EL CAMINO DENOMINADO FRANCES.
1ª JORNADA. S. JEAN PIE DE PORT-RONCESVALLES.


Habíamos llegado a San Jean en autobús desde Pamplona en un día que se nos había hecho muy largo. El autobús había subido lleno de peregrinos que pensaban como nosotros iniciar el Camino en este enclave francés. San Jean era un hervidero de gente tanto con mochilas y de gente que estaban pasando el domingo en este bello pueblo del Pirineo francés.
Mis compañeros y yo habíamos decidido andar un poco esa tarde si no llovía, nuestras intenciones era subir hasta el albergue de Orisson y de esta manera, acortar un poco la jornada del día siguiente y así lo hicimos. Sellamos en San Jean y comenzamos a caminar. Este tramo es para mí, la parte más dura de esta etapa del Camino. Por una parte su fuerte desnivel en varios tramos y por otra el exceso de asfalto con el que castiga nuestros pies.
Pronto me di cuenta de que quizás estábamos cometiendo un error, ya que de vez en cuando nos adelantaban grupos de coches franceses cargados con gente y mochilas y volvían vacíos después de unos momentos. Llegamos a Honto y su albergue y las casas rurales estaban completas. Continuamos en un tramo en zig zag y no sin esfuerzo llegamos al albergue Orisson. Sellamos nuestras credenciales, preguntamos por alojamiento y nos dijeron que no tenían nada de nada. Después de hablar un rato, accedió a dejarnos dormir en otro pequeño “albergue” un kilómetro más abajo que habíamos rebasado, este se encuentra en un lugar aislado y en él dormimos acompañados por otras 10 personas entre los que había, franceses, polacas y hasta un americano. En unas desvencijadas y apretujadas literas y una cama que se quedó si lamas en el somier nada más tumbarme pasamos la noche. Nos cobró 15€ por dormir, 9€ por un bocadillo, decía que de “jamón”, 5€ por un desayunó tan ruin que aún sigo buscándolo y sin embargo y a pesar de todo ello les doy las gracias por habernos acogido. Pues la noche fue muy fría y con mucha niebla, tuvimos la chimenea encendida durante toda la noche y esto alivio las bajas temperaturas. La mañana amaneció con una niebla muy espesa, niebla que más tarde se convirtió en una pertinaz lluvia.
Una vez volvimos a recorrer el kilómetro que nos separaba del albergue Orisson y dimos cuenta del paupérrimo desayuno, nos enfrentamos al resto de la subida y la posterior bajada que nos separaban de Roncesvalles. Como digo apenas se veía un par de metros delante de nosotros y no pudimos disfrutar nada de nada del bello paisaje pirenaico, aunque sí que disfrutamos de caminar por este mítico sendero.
Bajamos por el Alto de Ibañeta, dejando de lado el camino del bosque, camino que es el que en estos momentos está mejor pintado y por el que mandan a los peregrinos en la actualidad. Los peregrinos que tomaron esa ruta, llegaron a Roncesvalles llenos de barro hasta la cintura el que tuvo la buena suerte de no resbalar y caerse, que de verdad, fueron muy, muy pocos los que salieron libres de caidas. Nosotros llegamos mojados pero limpios de barro.
Una buena jornada para ser el primer día de caminata, en la misma tuvimos de todo; frío, niebla, lluvia, barro, viento, etc. Al final de la jornada en Roncesvalles, disfrutamos de una visita guiada por un sacerdote de la Colegiata por sus estancias, tales como el Claustro, la capilla de San Agustín donde está la tumba del Rey Sancho el Fuerte y otras muchas estancias que no están abiertas por lo general al público que visitamos este núcleo histórico.
El día fue lluvioso, con mucha niebla y frío a la vez.


2ª JORNADA. RONCESVALLES - LARRASOAÑA.

Nuestra segunda jornada en el Camino, fue a la vez la primera jornada completa en territorio español y con ello, hasta el clima cambió. Entre otras, cambiaron cosas tales, como el comer, la amabilidad de la gente, los precios de las cosas (esto no quiere decir que estén baratos en el Camino en España, que creo que en muchos lugares, en los albergues y en las tiendas se pasan y no digo un poco, digo que se pasan y mucho. Pero no tanto, como nuestros vecinos los franceses), nuestros albergues creo que son mejores y más completos en su mayoría y el sendero está más y mejor marcado, etc. etc.
Salimos temprano de Roncesvalles y pronto tuvimos que despojarnos de la ropa de abrigo por la buena temperatura que hacía, no sin cansancio llegamos a el Alto de Erro para descender a Zubiri y mucho más cansados llegamos a Larrasoña, donde pasamos el resto del día con los demás compañeros del camino.

3ª. JORNADA. LARRASOAÑA - ZARIQUIEGUI.


En esta nuestra 3ª jornada de Camino, seguimos caminando siguiendo el curso del Arga desde Larrasoaña, hicimos nuestra entrada en la capital Navarra cruzando el río Arga cuando ya ha unido su caudal al del río Ulzama. Arre, Villaba y Burlada han quedado tras nosotros. La capital Navarra la atravesamos de un extremo a otro caminando entrando por la puerta de la antigua muralla, el casco antiguo, la Ciudadela, el Campus de la Universidad y alcanzamos Cizur Menor para enfrentarnos a la subida del Perdón al menos, en su parte inicial que es donde se encuentra Zarikiegi, donde dormimos.
En lo referente al tiempo climático, debo decir que fue un día gris en el que tuvimos que poner la funda a las mochilas y el chubasquero a nuestros cuerpos para protegernos de las gotas de lluvia, la tarde en Zariquiegui fue muy triste y fría.

4ª JORNADA ZARIQUEGUI-CIRAUQUI.

Esta nuestra 4ª jornada en el Camino, empieza con fuertes emociones. Nuestro primer encuentro es con La Fuente La Reniega, con su milagro que nos habla de la fe y de la peregrinación hacia Santiago, al igual que lo hacen las figuras que coronan el Alto del Perdón, Obanos con su Misterio, Puente La Reina con su Iglesia del Crucifijo, su Santiago El Beltza, su Puente Medieval, etc. etc. La subida a Mañeru que no deja indiferente a ningún caminante que se enfrente a ella y por ultimo, Cirauqui, este lindo pueblo asentado en lo más alto de un otero que domina el valle a ambos lados unas tierras sembradas de cereal y de viñedos. Su puente y calzada de orígenes romanos, su camino que pasa bajo su ayuntamiento, su estelas mortuorias, su iglesia, sus casas blasonadas, etc. En lo referente al tiempo, magnifico, un poco caluroso para caminar.

5ª JORNADA. CIRAUQUI - VILLAMAYOR DE MOJARDÍN.

El caminante (que no digo el peregrino) que se aventura a caminar el trazado de esta jornada, si quiere, puede disfrutar de un trazado lleno de historias, leyendas, hermosos monumentos todos y cada uno de ellos muy ligados a las peregrinaciones jacobeas a lo largo de los siglos. Para empezar, sale caminando de Cirauqui por la vieja calzada que cruza el puente romano que aún se mantiene en pie y permite vadear el barranco, continuará por la calzada caminando hasta cruzar por el bello puente que salva el no menos famoso Río Salado del Códice Calixtino, sube hasta Lorca, la cual cruza y camina entre cereal, para entrar en Villatuerta por otro bello y antiguo puente que en su día perteneció a la ya mencionada calzada.
El caminante se dará cuenta de que entra en Estella al contemplar sus hermosos monumentos, tales, como cruceros, iglesias, palacios, conventos, casas solariegas, etc. todos ellos adornados de preciosos pórticos, bellos capiteles historiados, imaginería en piedra, etc. El caminante se acercará a Irache y puede calmar su sed en la Fuente del Vino, contemplar el monasterio de Irache a la sombra de Montejurra, monte que da nombre a una famosa batalla y otros hechos históricos, cuando los deja a sus espaldas al monasterio y al monte, el camino se adentra en La Cañada Real por un bosquete de encinas con el Castillo de Mojardín siempre presente y vigilante asentado en su atalaya. Antes de llegar a Villamayor de Mojardín pasará por Azqueta y más adelante, contemplará La Fuente Mora, sin que esto desmerezca el conjunto urbano de Villamayor de Mojardín, con su hermosa iglesia y su bella Cruz procesional.

6ª. JORNADA. VILLAMAYOR DE MOJARDÍN - TORRES DEL RÍO.

El caminante que se aventura a caminar esta jornada que le llevará desde Villamayor de Mojardín a Torres del Río, tiene que estar fuerte de espíritu y de piernas, ya que este tramo del camino es de una monotonía que raya lo insoportable, tanto si está lloviendo por el pegajoso barro, como si hace sol por el calor. Es un paisaje llano o casi llano desabrigado con vastas tierras sembradas de cereal, salpicadas con algún que otro viñedo y con solo dos núcleos de población en su recorrido. El uno es, Los Arcos a unos 12 kilómetros de Villamayor el otro es, Sansol ya muy cerca del final de la jornada.
Los Arcos es un bonito pueblo con una hermosa iglesia, Sansol es muy pequeño al igual que Torres del Río en el que destaca la Iglesia del Santo Sepulcro, la cual dicen que es “hermana” de Santa María de Eunate. Son iglesias de las que servian, como sepulcros o “linternas”

7ª Y ULTIMA JORNADA. TORRES DEL RÍO - LOGROÑO.
En esta jornada el caminante inicia su jornada subiendo hasta la ermita de Nuestra Señora del Poyo, ermita que según cuenta la historia fue antiguamente un hospital de peregrinos. Desde ese punto, se adentra en un laberinto de senderos que, en un continuo sube y baja va avanzando el peregrino, hasta tener frente a él en lo alto de una loma Viana, ultimo núcleo navarro. El caminante a partir de aquí, pisa ya tierras riojanas y poco a poco se acerca hacia su capital, Logroño. Nosotros encontramos a Logroño en fiestas de San Bernabé y después de un buen desayuno y comprados los billetes de autobús para regresar a casa, dimos por finalizada esta aventura. Aventura que nos trajo andando por los caminos desde San Jean Pie de Port hasta Logroño a través de casi 170 kilómetros de senderos y albergues.
A todos nuestros compañeros de camino y albergues que prosiguen caminando hacia Santiago, los deseamos un ¡Feliz Camino! Y un feliz regreso a casa. ¡Ultria peregrinos!

No hay comentarios: