16 jun. 2018

GRANADILLA Y ABADÍA. EPÍLOGO. CAMINANDO POR LA VÍA DE LA PLATA.

VIAJE DE RETORNO DESDE MÉRIDA A CASA.
GRANADILLA Y ABADÍA.
1º VISITA A GRANADILLA.
No podíamos terminar estas jornadas sin poner” la guinda” a este dulce pastel. En este caso dos guindas.
Para finalizar esta aventura decidí con el beneplácito de mis compañeros llevarlos a un pueblo abandonado que es una maravilla digna de ser visitada y sin coste ninguno.
Se trata de Granadilla, en el Norte de Cáceres. Pueblo que fue expropiado por la construcción del pantano de Gabriel y Galán en el río Alagón.
Este pueblo que fue partido judicial de la provincia de Cáceres, que da su apellido a muchos pueblos de la zona, tales, como Zarza de Granadilla, Guijo de Granadilla, etc. Tuvo que ser abandonado, no porque lo cubriesen las aguas del pantano, cosa imposible, sí, porque sus tierras de cultivos quedaron inundadas por el pantano.
El pueblo aún conserva su castillo muy bien conservado, sus murallas perfectas, sus casas sin tejados, salvo algunas que han sido recuperadas por campamentos de trabajos en los veranos y su iglesia. Un laberinto natural de callejuelas que atraen a los grupos de niños que lo visitan.
Merece la pena desviarse y visitarlo. Se puede hacer desde Aldeanueva del Camino en plena autovía de La Plata, pasando por Abadía otra maravilla de la que hablaré más adelante o bien por Zarza de Granadilla. Muy cerca de este enclave se encuentra la presa de dicho pantano en su entorno, podremos encontrar todas las actividades relacionadas con el agua.
Granadilla, estás muy triste y muy sola
aunque nos recibes con su mejor sonrisa
a los que a ti nos acercamos
y te hacemos compañía.
Estás muy sola,
sola, sola.
Aunque parece mentira
que al que viene a visitarte
tú, lo inundes de alegría.

Os dejo unas fotos de lo mucho que podéis encontrar.

PRIMERA GUINDA. GRANADILLA.

UN ALTO EN ABADÍA. 2ª GUINDA.
Una vez visitamos Granadilla nos dirigimos hacia Abadía, paraíso natural muy cerca de Granadilla a unos 11 kilómetros en el valle del Ambroz.
Entre otras cosas en este pueblo acogedor podemos visitar, el Palacio de Sotofermoso que antes fue abadía, con los restos de sus maravillosos jardines que fueron envidia de Europa y a los que cantaron grandes poetas de su tiempo, tal como Lope de Vega y otros. Lugar de descanso de los reyes Católicos y Juana la Loca, propiedad que fue de los Duques de Alba, su hermoso patio mudéjar.
También podrán visitar, los restos del Convento de La Bien Parada que aún se mantiene en pie su fachada principal, Su iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán con su impresionante espadaña construidas con enormes molen de granito en la parte superior. 
En la iglesia, se guarda la impresionante imagen del crucificado, Cristo de la Bien Parada de mucha veneración en la zona, un fresco de la Virgen amamantando al niño, su hermoso retablo, etc.
Pero merece la pena hacer un alto más prolongado en este lugar para disfrutar del privilegiado espacio natural junto al Ambroz donde podremos disfrutar de aguas cristalinas en su piscina natural, con aparcamiento, su chiringuito bien atendido y mejor surtido con precios asequibles donde no necesitamos ir con la comida a cuesta ni la engorrosa nevera, tampoco sillas y tumbonas ya que hay una amplia zona de buen césped.
Un lugar para pasar un día de relax con toda la familia y con todas las comodidades, mucho espacio libre y verde, junto al antiquísimo puente romano por donde pasaba la calzada y la cañada real.
Mis amigos sucumbieron a la tentación de bañarse en esas cristalinas y frescas aguas. 
En este maravilloso lugar, es donde nosotros pasamos el resto de nuestra jornada antes de volver a casa.
Abadía paraíso 
donde dónde empezó la vida.
Abadía donde duermen los luceros
cuando amanece el día.
Abadía es donde se cita la luna
con el sol y las estrellas 
para planear sus vidas.
Abadía es edén perdido,
tanto de noche y de día.

Aquí os dejo unas fotografías.

No hay comentarios: